Hemos regresado al Reino, a nuestro hogar

image

Después de dos meses en Chile -más allá de las circunstancias por las cuales nos quedamos más tiempo del planificado- disfrutamos de la estancia, de estar con la familia extensa y ver a los amigos.

Una de las cosas que he aprendido al vivir en el Reino de Arabia Saudita (KSA) es que al estar en occidente, o como alguien diría en una “civilización” (aún cuando siempre me pregunto qué es civilización), agradezco las cosas simples y con sabor a “normales”.

Una de las cosas que más disfruté fue poder manejar nuestro auto, que poderosa e independiente me sentí jajaja… Eso de tener el volante en mis manos y el poder de decidir dónde ir y dónde estacionar, que feliz me hizo. Debo decir que a Pequeño Sumo le costó un par de semanas acostumbrarse a ver a Mamá al volante y no sentada a su lado. Conducir con el vidrio abajo y sentir el viento, aquí en Saudi casi es imposible ir con el vidrio abajo, si no es el calor es la arena. Fue para Vikingo una experiencia fantástica la que disfrutó a cada momento y fue el más feliz con esto. A cada rato me decía: “Please Mami open my window”.
image

Otra de las cosas que disfruté fue ocupar el transporte público, sí! eso de tomar un transporte y compartirlo con más personas, escuchar la radio y conversar en el trayecto, fue genial!!!

Disfruté al ver gente caminando por la calle, sí por la calle! Aquí la gente no camina mucho por la calle, claro si el clima es fatal. Pequeño Sumo alucinaba mirando a las personas y saludaba a todo el mundo con un tierno “Hi”.

Disfruté de salir a dar caminatas por el campo, la playa y la ciudad. Jugar en las plazas y juegos públicos, con un clima templado y sin restricciones de vestimenta.

Disfruté muchísimo eso de poder hacer las compras relajadamente sin tener que preocuparme de que a tal o cual hora cerrarán por el rezo.

En el sur de Chile, donde el clima nos regaló días maravillosos de sol, días de lluvia, días nublados y días de niebla intensa, disfrutamos de caminar abrigados, caernos en el barro, resbalar por el pasto mojado, saltar y sentarnos en pozas de agua, disfrutamos también de correr bajo la lluvia.

Disfruté de preocuparnos de mantener la estufa a leña encendida y estar atentos para entrar más leña, una de las cosas favoritas de Pequeño Sumo. Él feliz acarreaba pedazos de madera para ponerlos cerca de la estufa, era capaz de hacer hasta 5 viajes cargando un trozo de madera nuevo cada vez y con una sonrisa en la cara, simplemente una delicia.

Disfruté a los niños como gozaban de ver animales en libertad fue un regalo. Las vacas, perros, caballos, gallinas, pollos y lo más entretenido buscar conejos salvajes por la pradera.

Disfruté de estar en la ducha y que en la llave de agua fría realmente saliera agua fría.

Disfruté de poder ir a donde quisiera, a la hora que quisiera y vestida como quisiera.

Disfruté la comida, el vino y las sonrisas de las personas.

Disfruté de observar, sí, de detenerme a mirar cómo pasan las cosas, cómo camina la gente, cómo la señora que atiende en la feria pesaba las verduras, cómo el señor que cobraba el parquímetro estaba atento a cualquier movimiento, de ver como se refugiaba la gente al comenzar la lluvia, de respirar y llenar mis pulmones de aire templado y fresco.

Disfruté de estar cerca físicamente de las personas que quiero.

Disfruté de cosas simples, que antes pensaba que eran parte intrínseca de la vida, pero que viviendo aquí en el Reino, me doy cuenta que son un hermoso privilegio.

image

Anuncios

8 comentarios en “Hemos regresado al Reino, a nuestro hogar

  1. Me imagino el impacto y la diferencia entre un lugar y otro. Pero es cierto, uno no extraña o se da cuenta de lo mucho que quiere a su país hasta que ya no se encuentra en él. Qué padre que hayas disfrutado tu estancia en Chile.
    Saludos!

  2. ¡Qué bien que tuvieron la oportunidad de estar en otra realidad bien distinta! . Todas ellas constituyen para los niños verdaderas experiencias de vida , también ellos aprecian las diferencias y con el tiempo las valoran, y habrán visto diferentes estaciones!! .
    Y ahora….¡ A reportarnos las realidades de ese Reino !(inimaginable si no lo vives), ¡Eres nuestros ojos por allí!.

  3. Caro,

    Me alegro de que hayas disfrutado de nuestra vida diaria y que los niños también puedan internalizar esas diferencias… Qué bella oportunidad han tenido de vivir en realidades tan extremas, eso sensibiliza el alma y te permite crecer….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s