Parir es Poder

Durante mis dos embarazos me sentí en todo minuto muy poderosa, rebosante de alegría y de vida. Algo que cambio drásticamente durante los partos.
Así fue como los viví yo. En el parto de vikingo yo llegue al hospital llena de ilusión, sobre una burbuja de colores y rebosante de alegría. La ingenuidad se apodero de mi. Creía que todo pasaba solo, no escuche mi cuerpo, mi sensación más que de poder era de una princesita esperando que le pasaran las cosas y claro pasaron. Y dado a una serie de situaciones, que en algún momento espero poder poner en letras, todo termino siendo para mi como una mala película de terror y drama. Y la sensación que me quedo fue de culpa y un gran dolor en mi corazón.

Con el parto de Pequeño Sumo todo fue distinto como leí en el blog de una amiga y que me gusto mucho “la experiencia es un grado” y por ello me hice cargo, investigue más, me informe, me movilice, elegí y actué. Durante 25 horas, donde las decisiones las tome yo, me sentí la mamífera más poderosa de la tierra conectada con mi cuerpo y mi hijo. Sintiendo a mi hijo dentro de mi cuerpo, disfrutando de cada minuto y entregándome a la naturaleza. Pero en un momento todo cambio de rumbo, la cicatriz anterior colapso y mi poder desapareció. Nuevamente otros hicieron el trabajo por mi. Esta vez la sensación que quedo fue de un trabajo incompleto con un poco de culpa y frustración, pero con un gusto a poder. Ese gusto me hace escribir estas líneas y hablar desde la mamífera que soy.

A pesar de que nuestros partos no fueron lo que yo siempre soñé ni lo que desee para recibir a nuestros hijos. A los dos desde el minuto en que pudimos tocarnos, olernos y reconocernos los acomode en mi pecho y no se han separaron de mi desde ese momento.
smpnr-2014_cartelpq

El parto es una deuda con mis hijos y con conmigo como mamífera y aún cuando tengo sobre mi cuerpo un lapidario “imposible el siguiente parto natural, debe ser cesárea” yo no perderé las esperanzas de que mi cuerpo, mi alma y mi razón encuentren sus raíces y pueda YO traer al mundo a nuestro futuro Hij@.
Por que el parto es poder yo también quiero que todas nos sintamos poderosas y disfrutemos del momento. Por que no quiero escuchar más que digan “…que sea una hora cortita…” ni “…que te duela poquito…” El parto es una experiencia natural a la que hay que llegar activa y dispuesta y que se pueda recordar llena de orgullo, poder y amor.

“PARIR ES PODER”
Parir-es-Poder_-Para2000

Desde el 19 al 25 de mayo se celebra en todo el mundo la 11ª Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado con el lema “BIRTH IS EMPOWERING” traducible como “Nacer es empoderar” aunque la versión española ha quedado como “PARIR ES PODER”

Anuncios

11 comentarios en “Parir es Poder

  1. Hola ¡Que hermoso blog y lema: “Parir es poder”! Ese es NUESTRO poder natural, instintivo, de las hembras que somos. Últimamente he tenido el placer de hablar y estudiar un poco al respecto del embarazo y el parto, y sabes? Creo que pese a que no fue lo que esperabas, y que te quedas con la sensación de deuda con tus hijos, hay cosas que lo trascienden todo: vivencias, ese apego y vinculo único que tienes con ellos, el amor.. No hay como esa entrega de la madre hacia su pequeño cachorro, y no hay nadie mejor que tu para entregar todo lo que le transmites.
    Infórmate bien si llegas a quedar nuevamente embarazada a ver si existe alguna posibilidad de tener parto natural, si no, como sea que deba ser: sera una experiencia hermosa, tenlo por seguro!

    Un beso, muchísimas gracias por contarnos un poquito de tu historia.
    Buen porvenir para ti y los tuyos! 🙂

  2. Cuando me comentaste el otro día estuve a punto de responderte que hicieras de tu comentario un post. Al final no lo hice por escrito, pero me alegra comprobar que la telepatía entre mujeres sigue siendo un medio de comunicación estupendo 😉
    Eres muy grande, preciosa ❤

  3. Que historias……..yo no tuve la suerte de poder tener un parto natural, tuvo que ser cesárea de urgencia y dos meses antes de lo previsto. Por eso si llega alguna vez el segundo…….deseo tener un parto natural y de bajo intervención, ójala, poder verle nacer y olerle y quererle.

  4. Aun agradezco a Dios por mi parto normal, fueron 12 horas intensas, pero sentí el poder de traer a mi hija al mundo y hoy me siento orgullosa de todo el proceso.
    Un beso y ánimo para el/la tercer@, a estar orando y buscar profesionales pro-parti respetado!!!

    • Lore,
      Ese es el Poder!!! El Poder de recordar con amor y orgullo el parto, no que sea algo traumatico ni para olvidar. Felicidades por esas 12 horas de POWER!!!!
      El próximo parto en nuestra casa. 🙂
      Un beso

  5. Hola, me imagino que esa segunda cesárea tuvo que ser muy dura. Tener dos cesáreas no debería suponer tener que pasar por una tercera, cada vez hay más mujeres que consiguen partos vaginales después de dos o más cesáreas.
    ¡Qué bien que queráis una familia numerosa!
    Un abrazo

    • Mamapioji,
      Fue muy duro, pero esta vez estuvimos acompañados en todo momento por nuestra Doula, CoDoula y Papá Canguro. Y por más que fue cesárea fue muy respetuosa, estuvo Papá canguro a mi lado y recibimos los dos Pequeño Sumo. Se de los PVDC por ello no pierdo la esperanza. 🙂
      Y queremos una familia bien numerosa.
      Un beso grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s