Al Jubail en Ramadán

Las calles están engalanadas con luces de colores, me recuerda a como se decoran las calles en vísperas de Navidad en Occidente. El comercio está lleno de ofertas por Ramadán, el consumo aumenta y la gente esta más… Como decirlo más alterables.

Según dicen aquí, tenemos que sumar que este mes está siendo uno de los más calurosos. Hemos tenido días con 50 grados a la sombra (ufff…)

Los musulmanes andan más sensibles, por decirlo de alguna manera. Aunque si hilo más fino diría que en realidad están irascibles. No es para menos si deben estar en ayuno desde la primera luz del alba hasta el último rayo de sol. Que aquí en Arabia es desde las 05:00 hasta las 18:00. Sin duda muy intenso. Los únicos que se salvan del ayuno son los niños, los enfermos, las mujeres menstruando, las embarazadas y los ancianos. Los que no somos musulmanes no podemos comer ni beber en público en estos horarios. Si lo hacemos, corremos el riesgo que nos detenga la policía religiosa “Mutawa”.

La vida social y comercial se restringe a la noche, aunque ya de por sí son gente nocturna. Lógico por otro lado, si en el día la temperatura puede alcanzar los 50 grados.

El comercio, además de cerrar por 30 minutos en los horarios de los rezos que son 5 por día, ahora también cierra durante la mayor parte del día.  Por ejemplo las tiendas abren de 12:00 a 15:00 y por la tarde de 21:00 a 02:00 y los centros comerciales sólo abren de 21:00 a 02:00., mientras que en el resto del año abren en su mayoría en horario continuado de 10:00 a 21:00. Incluso hay supermercados abiertos 24horas.

¿Se imaginan lo que es ir al Mall (Centro Comercial) en estos horarios? Todo es muy distinto. Uno ve familias completas hasta con bebés a esas horas por la calle. Bueno calle es un decir, aquí casi nadie anda por la calle (En Al Jubail ni siquiera existen los pasos de cebra); aquí uno ve gente en lugares cerrados como centros comerciales o supermercados.

Yo ya descubrí el lado amable de esta práctica. Una experiencia más a mi corto pero intenso currículum como madre lactante en Arabia.

Decidimos ir en familia al supermercado antes del último rezo del día, que es el más largo dura al rededor de 40 min. Empezó el rezo y nos quedamos dentro del supermercado; aunque en realidad estábamos encerrados. Con la peculiaridad de que teníamos todo a disposición nuestra, (la mayoría de las veces somos los únicos). Sin miradas extrañas y sin fantasmas de negro (que por cierto aterrorizan a Vikingo.)

Para él está sido difícil entender que bajo esos vestidos negros siempre hay una persona, una mujer como mamá.

Todos los días seguimos explicándole.

Imagen

 

Aterrizando en Arabia Saudita y en Ramadán

Comenzamos nuestro periplo al medio oriente los cuatro muy contentos Mamá Arcoíris, Papá Canguro, vikingo y pequeño sumo. La primera parte del viaje genial Madrid-Doha como reyes. El aterrizaje comenzó en Doha primero el calor a mil, desde que llegue me provoca pedir que apaguen la calefacción que alguien dejo encendida jajaja… Comenzar a ver mujeres tapadas enteras, sin siquiera poder ver los ojos de ellas, un idioma indescifrable y todo esto en medio de un comercio impresionante de cosas de semilujo. Lo que más me llamo la atención fue como les pedían el pasaporte a esta mujeres de negro si no se les ve la cara, como buena chilena pensé pero si aquí con el pasaporte y boleto de una pueda subir incluso otro.

Vuelo Doha – Damman, pequeño sumo tenia hambre ósea… chan chan… dar teta por primera vez en mi vida tapada, mira que nadie me podía ver ni un poquito de piel, aclaro que estaba vestida de occidental y a pesar del calor con un los brazos y piernas tapadas y claro sin escote. Que cosa más incomoda.

Aeropuerto King Fahd, ya estábamos en nuestras nuevas tierras. WELCOME SAUDI ARABIA. Comencé a sentir las miradas indiscretas hacia mi y mis niños. Me dije tranquila debe ser la novedad, ya que iba porteando a pequeño sumo en una fular a rayas color turquesa.

Y bueno que hace una madre después de más de 10 horas de viaje, quiere refrescar a sus hijos, aunque ellos no lo pidan, una sabe que es eso es lo que ellos necesitan. “Rayos”, Aeropuerto internacional y sin un cambiador!!! Con el baño de mujeres hecho un asco y con 4 sillas locas para unas 300 personas que esperaban pasar por policía internacional para entrar a KSA (Kingdom of saudí Arabia) Como dirían mis amigas tribales Españolas JODER! Así que haciendo pinitos pude cambiar y refrescar a mis cachorros.

Después de 2 horas de espera parados en una fila, ya había despotricado hasta por el color horrible del mármol del suelo, la mala iluminación y la nula eficiencia de la policía.  Ver a mujeres con tres niños y además embarazadas sin un lugar donde sentarse, niños durmiendo en el piso y que las filas que no avanzaban nada. Agradecí y no dije nada por la discriminación positiva que sufrimos y pasamos a un cubículo luego de un grito de un policía. Por cierto nada de amable!

Pasamos y a buscar nuestras maletas, si nos cambiamos de continente con todos lo necesario en 8 maletas, dos coches y una alfombra de goma. Salimos del aeropuerto y toma… 48 grados. Insisto la calefacción la dejaron prendida!!!!

Nos subimos a nuestro nuevo medio de transporte, nada de mal, es más muy bien y partimos a Al Jubail. Ya con las dudas planteadas: y donde quedaron los cambiadores de niños? Y las sillas para esperar? Y la amabilidad?

Lo del Ramadán para el siguiente post.

ExxonMobil_Sabic_Al-Jubail_Saudi_Arabia_map